jueves, 22 de noviembre de 2012

QUÍMICOS PELIGROSOS ENCONTRADOS EN 20 GRANDES MARCAS DE ROPA INCLUYENDO EL MINORISTA MÁS GRANDE DEL MUNDO DE LA MODA.



Beijing, 20 de noviembre 2012 – Las marcas de moda más populares están vendiendo ropa contaminada con productos químicos peligrosos que se degradan en sustancias que actúan como disruptores hormonales o producen cáncer cuando se liberan en el  ambiente, según un informe publicado hoy por Greenpeace.
"Encontramos que 20 de las marcas preferidas de ropa del mundo están haciendo y vendiendo ropa que contiene químicos peligrosos que contribuyen a la contaminación tóxica del agua tanto cuando se fabrican como al lavarlas” dijo John Deans de la campaña de tóxicos de Greenpeace. "El uso de estos químicos tóxicos es un problema de toda la industria que nos está convirtiendo a todos en víctimas de la moda".
El nuevo informe de investigación “Puntadas tóxicas: el oscuro secreto de la moda” revela el resultado de pruebas realizadas en 141 piezas de indumentaria y expone el vinculo entre las fábricas textiles que utilizan químicos peligrosos  y la presencia de estos químicos en los productos finales.
La investigación de Grenpeace encontró sustancias químicas peligrosas analizadas en indumentaria de 20 marcas de reconocidos diseñadores [1]. Zara, el minorista de ropa más grande del mundo, fue el único en la investigación con prendas conteniendo químicos de ciertos colorantes que pueden degradarse en aminas que producen cáncer [2].  
Uno de las principales descubrimientos es que todas las marcas analizadas tenían varios artículos conteniendo NPE (etoxilatos de nonilfenol ), que se degradan en químicos disruptores hormonales, con las mayores concentraciones por encima de 1.000ppm , en prendas de las marcas Zara, Levi´s, C&A, Mango, Calvin Klein, Jack & Jones and Marks & Spencer (M&S). Otros químicos identificados incluyen altos niveles de ftalatos en cuatro de los productos y trazas  de una  amina vinculada al desarrollo del cáncer por el uso de determinados colorantes azoicos [3] en dos productos de Zara. La presencia de muchos otros tipos de químicos industriales potencialmente peligrosos fue detectada en varios artículos testeados.
Zara como el minorista de ropa más grande del mundo de la moda puede liderar la industria en el cambio mediante la adopción de medidas urgentes, ambiciosas y transparentes para desintoxicar su ropa y cadenas de suministro ", dijo Deans. "H & M y Marks & Spencer se han comprometido a cero vertido de sustancias químicas tóxicas en el 2020. No hay ninguna razón para que Zara no pueda hacer lo mismo
Las indumentarias analizadas fueron fabricadas principalmente en el Sur Global e incluyen jeans, pantalones, remeras, vestidos y ropa interior diseñada para hombres, mujeres y niños, fabricados tanto con fibras artificiales como naturales. Los químicos peligrosos pueden ser incorporados deliberadamente a los materiales o permanecen como residuos remanentes del proceso de fabricación.

“La industria textil sigue utilizando nuestros cursos de agua como si fueran sus alcantarillas privadas. Pero nuestra moda no tiene por qué ser un costo  para la tierra: nuestra ropa no necesita ser fabricada con químicos peligrosos”, dijo Yifang Li, de la campaña Detox de Greenpeace en Asia del Este.
Greenpeace exige que las marcas de moda se comprometan a cero vertido de todos los químicos peligrosos  para el año 2020, siete marcas incluyendo H&M y  Marks & Spencer ya lo han hecho, y a sus  proveedores a revelar todos los vertidos de químicos tóxicos desde sus instalaciones al agua de las comunidades.
Notas:
[1] Las prendas se vendían en los comercios líderes: Benetton, Jack & Jones, Only, Vero Moda, Blažek, C&A, Diesel, Esprit, Gap, Armani, H&M, Zara, Levi’s, Victoria’s Secret, Mango, Marks & Spencer, Metersbonwe, Calvin Klein, Tommy Hilfiger, y Vancl.
[2] Las aminas se usan en la producción de colorantes azoicos  y pueden ser liberadas cuando los colorantes se degradan  químicamente. Algunas aminas (que vienen de la degradación de ciertos colorantes) son carcinogénicas. Los ftalatos se encontraron en  todas las 31 prendas analizadas: altos niveles en 4 y trazas en las otras  27. Los etoxilatos de nonilfenol  (NPEs) fueron identificados en todas las marcas. Algunos ftalatos y otros químicos se liberan cuando los etoxilatos de nonilfenol  (NPEs) se degradan en químicos disruptores hormonales en plantas de tratamiento de agua  o en ríos. Algunos ftalatos son tóxicos para el sistema reproductivo.
[3] La liberación de aminas se detectó en dos de los artículos, por encima del límite de detección de 5 ppm; ambos productos fueron fabricados en Pakistán para Zara y se vendían en el Líbano y Hungría.
 Enviado por

Salud sin daño | América Latina
www.saludsindanio.org